hide

Read Next

UUYYY, PERO ... CON ESE FRIO…QUIEN MADRUGA?

On Mindfulness path

Todos hemos pasado por ahí, muchas veces. Yo mismo, cada día…aún sufro esa dificultad y la veo muchas mañanas también con mis hijas menores. Es ese levantarme temprano…. es esa dificultad de madrugar. Y es que … se está tan agradable debajo de las cobijas y sobre todo en una ciudad fría como Bogotá. Tu cuerpo te pide más descanso, que te arrunches otro ratico…solo otro ratico. Medio dormido apagas el despertador y te dices a tí mismo, solo 5 minutos más…solo 5 minutos más…y allí pueden pasar 10, 30 minutos o más. Aaaahhhhh … el calor de las cobijas…o de tu esposa o esposo, que esta allí a tu lado tan placido, tan tranquilo…tan calientico. Y en verdad dormir es muy agradable y es necesario, el cuerpo debe descansar al menos unas 7 a 8 horas, depende la persona pero ese es un tiempo típico, algunos necesitan más tiempo otros menos.

Levantarse tarde no está mal…mientras no incumplamos con nuestros compromisos de estudio o de trabajo con terceros. En este artículo, quiero destacar la importancia de levantarse temprano, pero no solo para cumplir con los compromiso con otros, sino lo más importante, cumplir contigo mismo. Y acepto que hay personas a las que les funciona levantarse tarde y eso está bien, siempre y cuando les funcione, es decir puedan hacer las cosas importantes, esenciales. Hay quién podrá decir ue levantarse temprano es asunto de gustos , no de disciplina. Los respeto.

Pues bien, he re-descubierto que , desde que madrugo obtengo los siguientes beneficios:

¿Cómo tus fracasos, errores y equivocaciones conducen al éxito? Aprende de ellos y expande tu creatividad

On Insightful Chile

Imagen contesía de Stuart Miles de FreeDigitalPhotos.net

La escritora Polly Campbell nos dice que desde un principio cuando no obtenemos la calificación deseada, o no nos escogen para entrar en un equipo, aprendemos que el fracaso no se sienten bien. No queremos ser menos que el otro. Cometer errores es desagradable, especialmente si nos envía a la oficina del director. Y, a veces, si se trata de tener papel higiénico pegado a los pies, lo que es embarazoso.

El premio de la atención positiva va primero a las personas que actúan en forma educada, de buen aspecto, que se visten bien, ganan dinero y hacen el trabajo a tiempo. O al menos eso el lo que nosotros creemos. Lo que no vemos es toda la basura detrás de las escenas. Las experiencias fallidas. No vemos los podridos primeros borradores, y el segundo borrador y los otros ocho que se tiran a la basura de antes de que el autor muestra un libro.

No hemos estamos involucrados en la ejecución de las evaluaciones donde futuras "historias de éxito" dicen cuánto ellos han aprendido, o como ellos "no han hecho cosas en forma exitosa". No vemos las calificaciones reprobatorias de los otros, las lágrimas de medianoche, las dudas en sus capacidades que les han hecho desear renunciar.

Rendering New Theme...