hide

Read Next

UUYYY, PERO ... CON ESE FRIO…QUIEN MADRUGA?

On Mindfulness path

Todos hemos pasado por ahí, muchas veces. Yo mismo, cada día…aún sufro esa dificultad y la veo muchas mañanas también con mis hijas menores. Es ese levantarme temprano…. es esa dificultad de madrugar. Y es que … se está tan agradable debajo de las cobijas y sobre todo en una ciudad fría como Bogotá. Tu cuerpo te pide más descanso, que te arrunches otro ratico…solo otro ratico. Medio dormido apagas el despertador y te dices a tí mismo, solo 5 minutos más…solo 5 minutos más…y allí pueden pasar 10, 30 minutos o más. Aaaahhhhh … el calor de las cobijas…o de tu esposa o esposo, que esta allí a tu lado tan placido, tan tranquilo…tan calientico. Y en verdad dormir es muy agradable y es necesario, el cuerpo debe descansar al menos unas 7 a 8 horas, depende la persona pero ese es un tiempo típico, algunos necesitan más tiempo otros menos.

Levantarse tarde no está mal…mientras no incumplamos con nuestros compromisos de estudio o de trabajo con terceros. En este artículo, quiero destacar la importancia de levantarse temprano, pero no solo para cumplir con los compromiso con otros, sino lo más importante, cumplir contigo mismo. Y acepto que hay personas a las que les funciona levantarse tarde y eso está bien, siempre y cuando les funcione, es decir puedan hacer las cosas importantes, esenciales. Hay quién podrá decir ue levantarse temprano es asunto de gustos , no de disciplina. Los respeto.

Pues bien, he re-descubierto que , desde que madrugo obtengo los siguientes beneficios:

Hacia dónde va el ser humano, sin glutamina

On Glutamina

Hoy en día ya no se necesita andar: los ascensores han sustituido las escaleras. Todo el mundo viaja en automóvil, tren, avión, moto o bicicleta. Los ejercicios naturales como andar, correr, subir a los árboles, la labranza, el derribo de los árboles con un hacha, trabajar expuestos a la lluvia, al sol, al viento, al frío y al calor han cedido su lugar a muchos deportes que apenas exigen esfuerzo alguno. Afortunadamente deportes de tal exigencia como los que desarrollan los fisicoculturistas, siguen en pie, y la glutamina es un suplemento que les aporta vitalidad.

Solo los más pudientes pueden permitirse vivir en enormes mansiones rodeados de árboles, hierba y flores, algunos con grandes bibliotecas aislados del rebaño, pero como parte del rebaño siente nostalgia por una forma de vida más natural, más cercana a la naturaleza, los menos intelectuales compran un trozo de terreno para instalar todas las comodidades que tienen en su vivienda habitual en lugar de dejar el terreno virgen.

EL SUEÑO DEL CUERPO PERFECTO, SIN MENTE PERFECTA, NO EXISTE

Rendering New Theme...